Featured Post

Anxious gatekeeping

Analogous to nervous cluelessness is something we might call “anxious gatekeeping.”   This is desire to police the borders of poetry, or of...

Tuesday, February 5, 2013

From an article critizing A. Castro:
Empezemos por el antagonista, ya que de nadie se aprende más de que de un adversario valioso con quien se dialoga imaginativamente: muro de rebote contra el que arrojamos la pelota de nuestras opiniones para que vuelvan con nuevo brío a nuestra mano. Porque, si nos paramos a pensar, veremos que sin la Historia de los heterodoxos españoles habría sido muy diferente la obra de Castro. En un momento de exaltación anti-germánica, el entonces joven humanista resumía asi su posición: " La civilización peninsular es romana de pies a cabeza, con algo de semitismo." Y en el epílogo remachaba con más vigor su concepción de España como patria inaugurada por el romanismo, perfeccionada por el cristianismo y consumada por el Renascimiento, época de plenitud. Frente a este papel preponderante de la latinidad y el catolicismo, Castro concibe a España como engendrada en el dolor y gozo de la Reconquista por la convivencia, ya tolerante, ya hostil de las tres grandes religiones monoteístas: cristianismo, mahometismo, judaismo. Pero ¡cuanto ha aprendido de su contrincante con quien desde sus primeros pasos literarios le vemos luchando obsesionado a brazo partido! No solo aceptará la tesis de la pujanza y vitalidad sin igual de la religión hispana que sirve de fundamento a la sociedad, sino aislando uno de la "legión de santos que combaten por nosotros," segun frase de Menendez y Pelayo, forjará su Santiago autor de Castilla y España.
Eugenio Asencio.

No comments: